19 enero 2008

Anécdotas y mentiras

Recuerdo la primera tarde juntos en la que reíamos como si nadie mas existiera y que aunque un poco fria, tu la calentabas con tu sonrisa; Anécdota

Entonces al final de la tarde me llene de fuerzas y acaricie tus labios con un beso; Mentira

Sabes? Esa noche te pensé tanto que termine con un fuerte dolor en el pecho y recurrí a ejercicios musculares por que - y dirás que exagero - pronosticaba un paro cardiaco; Anécdota

Entonces una llamada tuya le devolvió su ritmo y te volví a sentir tan cerca que hasta volví a sentir tu olor a girasoles; Mentira

Me decidí entonces mantenerlo así, a congelarte ahí… y sin mucho pensarlo me corte el pecho con un cuchillo de cocina, me saque el corazón y lo guarde en la nevera; Anécdota

Y bueno, a pesar de todo hoy estamos juntos y ahora entiendo que vivía una media vida y que tu completas la otra mitad; Mentira…quizás la mas dolorosa

Blogalaxia Tags:

4 comentarios:

  1. Puedo hacer mi versiòn de mentiras y anecdotas?
    mentiras mentiras mentiras....

    ResponderEliminar
  2. bueno, si todo fuera como las mentiras que nos decimos a nosotros mismos, que diferente seria todo, pues sasiariamos las tristezas q escondemos y q pretendemos tapar dandole aliento a un corazon que aveces pariese no pudiera mas.. nos ahogamos y solo nuestras mentiras se convierten en nuestro salvavidas..
    entiendo lo que sientes, lo vivi en silencio...

    ResponderEliminar
  3. Toda una obra maestra de post, como los que me gustaria escribir.

    ResponderEliminar
  4. hey jean por tremendo post, cuando sea grande quiero ser como tu...

    ya en serio... muy bien ubicado el sentimiento...

    ojala sea un simple ejercicio de escribir aunque me huele que no ...

    ResponderEliminar