12 octubre 2007

Amor y Control Segun Jean Po

Insisto en que no soy ni la mitad de hijo que debería ser. Ayer pasé en la camioneta de la empresa por un sector donde en un tiempo mi Padre tenía un taller de aire acondicionado para autos; Una chatarrería que aun existe me trajo un recuerdo.

Considero haber estudiado la universidad de forma cómoda comparado con algunos compañeros a los que realmente les toco duro. Sin embargo, el negocio de mi padre a veces solo daba para la canasta familiar diaria y cualquier eventualidad fuera del presupuesto era una odisea.

Pasó en el Séptimo semestre, con una materia maldita llamada Señales y Sistemas de la que no recuerdo nada, solo que tenia ver con transformadas de LaPlace, transformada Z y un macabro tema llamado convolucion (El corrector dice que la Convolucion no existe… tiene razón, no debería existir algo tan diabólico)

Estudie muy duro para esta materia pero el profesor (que seguramente tenia un pacto con el diablo) siempre nos colocaba el parcial con ejercicios rebuscados del mismísimo infierno, digo yo. Al final, lo que me presentía, perdí el ultimo parcial con la nota que no podía sacar (necesitaba 2.8 y saque 2.5, algo así)

La “Solución” Era hacer un examen supletorio (Remedial creo que se llamaba) que remplazara la nota mas baja y poder pasar la materia. El problema era que se decía que si así era los parciales, los supletorios no los ganaba nadie. Ahora, el examen valía 30 mil Pesos que dolían mucho gastándolos en algo que prácticamente era perder la plata.

Primero no quise hacerlo y me resigne a perder la materia, igual sabia que era difícil que mi papá me colaborara con esa la plata en ese momento; pero después le conté con la cara de desgraciado que cargaba esos días pero me dijo “hazlo!! Yo te busco la plata pero haz el examen!!” y no lo dijo como reproche ni regaño, lo dijo con animo, alentándome.

Así que me puse a estudiar nuevamente. Me encerré 2 días y dos noches con el maldito LaPlace, con Z y la macabra convolucion que eran puntos fijos del examen. Mientras tanto, mi Padre recurrió a la cartera morosa de algunos clientes para conseguir la plata, pero nada; y así llego el viernes, yo saturado de números en la cabeza pero sin plata para el supletorio. Esa mañana a mi papá se le ocurrió algo: Recogimos todas las piezas de aluminio y cobre que el taller desechaba y las vendimos en la cacharrería. Mientras lo hacíamos, veía y reflexionaba sobre todo ese esfuerzo inhumano que la familia hace por los hijos (Amor y Control).

Así conseguimos la plata y me fui hacer el examen. Fuimos 6 los pelagatos que nos presentamos de los cuales 3 salieron antes de 5 minutos y devolviéndole la hoja de examen al profesor en limpio. El Examen estaba cruel. El primer punto era una convolucion con incisos de la “a” a la “g”. El segundo punto el algo mas diabólico, impronunciable, algo que se debió haber inventado en una traba de opio o algo así. Mi cuenta alegre fue: “Hagoel primero dejándolo 100% OK con lo que lograría 2.5 y el segundo lo trabajo hasta sacarle un 0.5, con eso llegaría al 3.0 que era mas que suficiente para ganar esa vaina.

Solo eran 3 exámenes que el man tenia que calificar pero el mucho hp dijo que teníamos que esperar el fin de semana. En eso, otra vez la depresión, el amargue y pesadillas en las noches, si… sufro de pesadillas cuando tengo problemas; en una de esas dije “Me Voy!! que nota ni que carajo!” Pero otra vez mi Papá me dice que me espere.

Y bueno, ya para terminar este cuento tan largo llego el lunes (por fin!!) Me fui para la U con todo y maleta; esperamos que el man diera la nota como una hora.

Ustariz, puede pasar…

Reviso el examen y plop! 2.0!! Las cuentas alegre habían fallado una vez mas. Maldita sea. Un momento! En el punto convolucion me da lo mismo que al profesor ¿? La diferencia estaba en una Pi…!! So, de puro orgullo le dije: (Voz seria que muy pocas veces pongo) Profesor, ud ya me califico pero a mi me da exactamente igual que a ud, solo que en este paso me comí la pi. Muestre a ver, me dijo. – “Déme una hora y lo reviso nuevamente” Dijo.

Ese día en la noche llame desde el pueblo a mi Papá, y con los ojos aguados le dije: Papi, Gane el Examen! 3.5 Papá…!! Gracias!!

7 comentarios:

  1. Oye este post me hizo recordar que para mi las cosas no fueron tan duras como las de otros, pero si hubo partes de mi carrera q salieron problemitas de plata como el tuyo y en varias ocasiones se vio en vainas la continuidad de mi carrera, inclusive hubo días en q no había ni para ir a clases (aclaro vivía en la mítica sabanalarga y estudiaba en quilla el gasto diario era hondo) , pero gracias a mis papas por ayudarme tanto en esto de la contaduría …..ahhhhhhhh (suspiro) ya soy profesional …………familia es familia .

    ResponderEliminar
  2. Ahhh se me olvidaba ya estoy a pelo de rana calva para la especialización en revisoría fiscal, pero esta vez los sacrificios van por cuenta de la familia Redondo Mendoza (Kary y Yo), por que los Redondo Meza ya hicieron mucho.

    ResponderEliminar
  3. la verdad es que yo no me puedo quejar pues pese a vivir en killa y mi mama en santa marta fueron pocos los momentos de corre corre por la plata pero si hubo alguno que otro y ahi ve uno como los papas hacen lo que sea por uno...

    nojoda y lo peor es como paga de mal uno a veces,.....

    mama te quiero... ;-)

    ResponderEliminar
  4. Sip... ya decia mi abuelo: mal le paga el diablo a quien bien le sirve.

    Asi pagamos nosotros a veces...

    ResponderEliminar
  5. Por esto y muchas cosas más es que te quiero tanto Pocito.

    ResponderEliminar
  6. estos son los post que llegan al alma y te hacen derramar una lagrima facilmente.

    ResponderEliminar
  7. bueno, gracias a mi mamá tambien no tengo una vida muy dificil que digamos. tengo muchos amigos que para estudiar tienen que trabajar. a mi me tocó mejor suerte, gracias a mi mamá que siempre ha trabajado mucho para que yo pudiera estudiar. tambien siempre he tenido muy buenas calificaciones en la uni jejjeje..... es verdad eso de que los profs son muy malitos. tengo una que es horribleee.. es injusta y solo hace lo que si le da la gana... pero yo no me puedo quejar mucho... aun no tube grandes problemas, solo las dificultades que tu ya conoces... y que son muchas y de varios tipos.
    como decia alguien aí arriba.
    mamá te quiero mucho.
    pd: ella no va a leer esto jejeje.... pero vale la intencion.
    besito

    ResponderEliminar