20 noviembre 2007

Laguna Absenta

Dicen que gritaba como loco por la ventana de un carro; No fui yo, fue la Absenta

Dicen que dormí sentado, a un lado de la cama, con todo y ropa, y sin quererme acostar; No fui yo, fue la Absenta.

Dicen que balbuceaba no-se-que-cosa como lo hacen esos que esperan la muerte; No fui yo, fue la Absenta

Dicen que en 5 segundos de descuido, Salí del apartamento a las 4 AM y me tire en las escaleras; No fui yo, fue la Absenta.

Que vomite hasta no poder mas; No fui yo, fue la Absenta.

70% del Alcohol deben ser suficientes para dar control al maldito trago. La absenta entra en mi cabeza, revuelve el subconsciente, encuentra fotos de ella debajo del colchón, toca yagas que aun no sanan, se burla de mis complejos y hace una fiesta en mi estomago. Encierra a la certeza y deja dudas colocadas intencionalmente por ahí.

Toca dedicar una semana para ordenar todo, limpiar todo; sentarme un rato de la cama hasta que el pendejo, que aun sigue borracho, salte por la ventana y entonces acordarme que ya la olvide.

6 comentarios:

  1. Como tu no te dignas, yo si me digno,a pasar por aquí, ¿ que carajos es la absenta? alcohol o el mismo diablo??
    abrazos.

    ResponderEliminar
  2. guandolo marca Absenta, se oye bien, hay que probarlo el sabado

    ResponderEliminar
  3. se los dije, se los advertí.. cójanla suave con la absenta que ya antes hizo que a Gaudi lo atropellara un tranvía y eso no es fácil...

    pero como no paran bolas ahí tienen...

    bueno al menos lo puso a reflexionar eso a veces tampoco es malo...

    un saludo compadre...

    ResponderEliminar
  4. Pobre jean po...
    dicen por ahi que esa noche se le perdió el consolador.

    y que ahora camina raro.

    ResponderEliminar